Niños y adolescentes

La forma de trabajar con niños y adolescentes en psicoterapia es algo diferente. El tiempo de sesión se adapta al menor, ya que una hora a veces es demasiado esfuerzo para ellos/as. A su vez, necesitamos realizar un ambiente mucho más dinámico y adaptado a la edad.

La problemática puede ser muy diversa. Pero lo más común suelen ser padres y madres que llegan aquejados por una conducta que se sale de lo que ellos consideran “normal”. Muchas veces, nos puede costar reconocer que los hijos tienen como referentes a sus padres, y que muchas de estas conductas tienen directamente que ver con los adultos. Por ello, puede que la terapia infantil se acabe dirigiendo hacia los padres y madres para conseguir modificar la conducta de sus hijos mediante cambios en ellos mismos.DSC_0245

Los procesos comienzan con una primera sesión con los padres en la que se exploren ámbitos que no se puedan con el niño/a y se irán intercalando sesiones padres/madres-hijos/hijas. Es fundamental revisar hasta los acontecimientos anteriores al nacimiento del hijo/hija.

Normalmente las problemáticas pueden ir desde problemas escolares (dificultades académicas, problemas de conducta, etc.) hasta trastornos emocionales o conductuales (ansiedad, trastornos de conducta, miedos, rabietas, hiperactividad, enuresis, encopresis,…).

Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal